Historia de ChíaChía

A Chía se le conoce como «La Ciudad de la Luna», en referencia a la etimología de su nombre, que proviene de la diosa muisca de la Luna, protectora de la diversión, los bailes y las artes, y en cuyo honor había un templo construido en el poblado precolombino. También representa lo hermoso y lo brillante, pues la luz de la luna era para civilización chibcha un símbolo de belleza.

Chía fue la cuna del reino Chibcha de Cundinamarca y estuvo gobernado por caciques, más específicamente por el sucesor del Zipa de Bacatá.

Los españoles incursionaron a este territorio en el año 1537 comandados por Gonzalo Jiménez de Quesada, en época de Semana Santa. Allí recibieron de los embajadores de Suba y Tuna, mantas, oro y otros regalos. El Cacique de Suba le ofreció a Gonzalo Jiménez de Quesada hospedaje, oferta que fue aceptada, ya que Suba estaba en el camino hacia Funza, capital del Zipazgo.

El Cacique de Chía, quien al enterarse de la llegada de estos invasores decide huir y esconder sus tesoros en lo que hoy se conoce como Yerbabuena.

El 15 de noviembre de 1593 incursionó a Chía el Oídor Miguel de Ibarra, quien encontró en el pueblo 1.753 indios.

Lleno de magia e historia, es uno de los municipios más cercanos a la capital de Colombia, y el tercer más poblado de la Sabana de Bogotá. Por su territorio pasan el Río Bogotá, el Río Frío, y otros cursos menores.

Iguaque Lagoon

Chía is known as «Moon city» due to the etymology of its name that comes from the Muisca goddess of the Moon: protector of fun, dances and arts and in whose honor there was a temple built in the pre-Columbian town. Chia was the cradle of the Chibcha kingdom of Cundinamarca and it was ruled by caciques, more specifically by the successor of the Zipa of Bacata.

The Spaniards explored this territory in 1537 commanded by Gonzalo Jimenez de Quesada.

Full of magic and history, Chia is one of the closest municipalities to the capital of Colombia and the third most populated of the Sabana de Bogota.